Artículos

6.4. NACIONALIDAD ESPAÑOLA POR CARTA DE NATURALEZA.

Una de las formas de adquisición de la nacionalidad española que suscita más controversias es la obtención de la misma por carta de naturaleza o lo que podríamos resumir como la adquisición de la nacionalidad española de forma arbitral y sin estar sujeta a normativa procedimental alguna.

En estos casos la nacionalidad española será otorgada por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales que a juicio discrecional de éste pueden llevar a la concesión de la misma.

EXPERIENCIA PRÁCTICA: Bajo este procedimiento se amparan normalmente aquellos extranjeros cuyo trabajo o situación pueden ayudar al progreso de España. A título ejemplificativo, este mes de febrero se han concedido la nacionalidad española, entre otras, a seis jóvenes deportistas extranjeros que representarán a España en competiciones internacionales.

Igual que el resto de casos, lo podrá solicitar el interesado por sí mismo, siempre que sea mayor de edad o se encuentre emancipado, el mayor de 14 años asistido de su representante legal, el representante legal del menor de 14 años y el incapacitado por sí solo o asistido de representante legal dependiendo del contenido de la sentencia de incapacitación.

En este supuesto la solicitud se deberá presentar en el Registro Civil del lugar de residencia o a través de cualquier Registro pero dirigido a la Subdirección General de Nacionalidad y Estado Civil.

La documentación aún sin estar reglada a tenor de la especialidad del expediente sí que debe contener un mínimo tal como:

-         Partida literal de nacimiento del interesado, debidamente legalizada y en su caso traducida.

-         Documentación identificativa del interesado.

-         Documentación que acredite la concurrencia de circunstancias excepcionales.

EXPERIENCIA PRÁCTICA: En este apartado debemos hacer una mención especial para los sefardíes, los cuales podrán solicitar la nacionalidad española por carta de naturaleza siempre y cuando acrediten la condición de sefardí del interesado mediante un Certificado de la Federación de Comunidades Judías de España. 

Está prevista una reforma del artículo 23 del Código Civil donde se establece el mantenimiento de la doble nacionalidad al poder mantener la nacionalidad del país de origen así como la acreditación de la condición de sefardí por otros medios de prueba tales como idioma familiar, inclusión en las listas de familias sefardíes protegidas por España, etc.