Artículos

AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA TEMPORAL POR REAGRUPACIÓN FAMILIAR.

 

Uno de los objetivos principales del extranjero que reside legalmente en España es poder reagrupar a sus familiares. No obstante, la normativa de extranjería regula el procedimiento de la reagrupación familiar limitando qué familiares pueden ser objeto de ello así como también indica los requisitos que se debe reunir para poder hacerlo.

En primer lugar, cabe señalar que la reagrupación familiar está limitada al cónyuge o pareja de hecho, hijos menores de edad (suyos o de su cónyuge) o mayores incapacitados y ascendientes de primer grado (suyos o de su cónyuge), siempre y cuando se encuentren a su cargo, sean mayores de 65 años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar la residencia en España (informes médicos, certificado de viudedad, acreditación de disponer de más hijos residiendo legalmente en España, etc.).

 

EXPERIENCIA PRÁCTICA: Para acreditar la dependencia económica de los ascendientes será necesario acreditar que el reagrupante ha realizado transferencias de forma periódica y durante el último año por un importe mínimo del 51% del Producto Interior Bruto del país de residencia del reagrupado. El problema deriva cuando varios descendientes residen en España y las transferencias las realizan de forma aleatoria, es decir, cada vez uno de dichos descendientes. En tal caso, no demostramos la dependencia económica hacia el reagrupante y por lo tanto la Administración denegará nuesta solicitud de reagrupación familiar debiendo interponer los correspondientes recursos. Igual sucederá si el importe enviado no supera la cuantía establecida legalmente.

 

En términos generales, existen dos requisitos básicos para poder tramitar la reagrupación familiar: medios económicos del reagrupante y disponer de una vivienda adecuada en la que alojar a los reagrupados.

1.- Medios económicos: En este caso se tendrán en cuenta los familiares a los que se pretende reagrupar así como los que ya conviven con el reagrupante. Por ejemplo, si se pretende reagrupar a una persona (y no convive con más familiares en España que se encuentren a su cargo) se exigirá disponer mensualmente del 150% del IPREM, fijado para el 2015 en 532.51 €, es decir, 798.76 €/mensuales. Cuando se solicita la reagrupación para dos familiares, será el 200% del IPREM (1065.02 €/mensuales) y añadiremos el 50% del IPREM por cada familiar que queramos reagrupar.

 

EXPERIENCIA PRÁCTICA: En el momento en que se solicita la reagrupación familiar se deberá acreditar que el reagrupante dispone de estos ingresos así como una perspectiva de mantenimiento en el año posterior a la presentación de la solicitud. Por ello, lo que normalmente se exige es que el contrato de trabajo tenga una duración indefinida o que exista un compromiso de mantenimiento de la relación laboral por este tiempo. Si el reagrupante convive con su cónyuge o pareja de hecho se podrá computar los ingresos de éste, aportando toda la documentación económica que justifique tales ingresos.

2.- Disponer de una vivienda adecuada: Para poder acreditar este extremo será necesario  aportar un informe expedido por la Comunidad Autónoma donde resida el reagrupante, donde se acredite el título de ocupación de la vivienda; número de habitaciones; personas que habitan dicha vivienda, etc.

La solicitud de reagrupación familiar se deberá presentar personalmente por el reagrupante en la Oficina de Extranjería del lugar donde éste resida. Junto a ello, se deberá adjuntar:

DOCUMENTACIÓN DEL REAGRUPANTE:

-         Tarjeta de Identidad de Extranjero. El reagrupante deberá haber residido en España durante un año, así como haber solicitado la autorización para residir otro año más. En la práctica, la solicitud de la reagrupación familiar no se resolverá hasta que éste no tenga concedida la nueva autorización de residencia.

-         Pasaporte en vigor.

-         Medios económicos:

a)  Si el reagrupante trabaja por cuenta ajena deberá aportar su contrato de trabajo; sus nóminas; su declaración de renta del último ejercicio fiscal; un informe de vida laboral; un certificado donde se indiquen sus bases de cotización del último año así como cualquier documentación que acredite la disposición de medios económicos.

 

EXPERIENCIA PRÁCTICA: En el caso de las empleadas de hogar, la cuantía máxima de cotización a la Seguridad Social asciende a 790.65 € por lo que no supera el 150% del IPREM (798.76€/mensuales). Para poder acreditar el salario que percibe el reagrupante se deberán aportar las transferencias bancarias donde conste  el salario que éste percibe, no bastando un recibo que acredite dicho salario. En dichas transferencias bancarias deberá constar el nombre del empleador, así como fijar como concepto por el que se realiza la transferencia el de NÓMINA.

 

b) Si el reagrupante trabaja por cuenta propia deberá aportar declaración de la renta del último ejercicio fiscal; su informe de vida laboral; las declaraciones trimestrales del IVA e IRPF, etc. Igualmente se podrá aportar cualquier documentación que justifique sus ingresos económicos.

-         Disposición de vivienda.

DOCUMENTACIÓN DEL REAGRUPADO:

-         Copia pasaporte completo en vigor.

-         Copia del vínculo de parentesco.

-         Acreditación de la dependencia económica.

-         En el caso de ascendientes y dado que éstos no tienen cubierta la asistencia sanitaria por la Seguridad Social se deberá acreditar la disposición de un seguro médico privado.

-         En el caso de descendientes, si son reagrupados por uno solo de los progenitores, se deberá acreditar que éste ejerce la patria potestad en solitario o que dispone de la custodia del menor así como que se encuentra efectivamente a su cargo (haber realizado transferencias bancarias durante el último año por el mismo importe que los ascendientes, es decir el 51% del PIB del país).

El plazo para resolver la solicitud será de cuarenta y cinco días.

Transcurrido dicho plazo, ésta se entenderá desestimada pudiendo interponer cuantos recursos correspondan.  Si por el contrario la Administración concede la solicitud de reagrupación familiar, el familiar reagrupado deberá solicitar, en el plazo máximo de dos meses desde la notificación de la resolución y personalmente, el visado de reagrupación familiar en el Consulado de España del lugar de residencia de éste.

La concesión de la autorización de residencia por parte de la Oficina de Extranjería no comporta obligatoriamente la concesión del visado de reagrupación familiar. El Consulado de España volverá a examinar la documentación relativa a la dependencia económica; el vínculo de parentesco; la necesidad de justificar la reagrupación en caso de ascendientes, etc.

A la solicitud de visado deberemos acompañar:

-         Pasaporte en vigor del reagrupado.

-         Acreditación del vínculo de parentesco debidamente legalizado y traducido, según el caso.

-         Resolución de concesión de la autorización de residencia emitida por la Oficina de Extranjería.

-         Certificado médico.

-         Certificado de antecedentes penales en caso de ser mayor de edad.

-         Dependencia económica para ascendientes e hijos cuando la reagrupación la formula uno solo de sus progenitores.

-         Acreditación del ejercicio de la Patria Potestad en solitario o cesión de la custodia. Dependiendo del país, el Consulado exigirá resolución judicial emitida por el Juzgado de la Niñez y Adolescencia (Ecuador), escrito privado de cesión de custodia realizada ante Notario (Colombia), etc.

El plazo para resolver la solicitud de visado será de dos meses. Notificada la concesión del visado, el reagrupado deberá recoger el visado en el plazo máximo de dos meses, debiendo entrar en territorio español dentro del plazo de vigencia del visado, el cual no será superior a tres meses. En el plazo máximo de un mes desde su entrada en nuestro país deberá acudir a la Comisaría Nacional de Policía que le corresponda para efectuar la expedición de la Tarjeta de Identidad de Extranjeros.

La autorización de residencia por reagrupación familiar tendrá una duración igual a la autorización de residencia del reagrupante y habilitará a trabajar al cónyuge e hijos en edad laboral tanto por cuenta ajena como propia y sin limitación ni sectorial ni territorial.