Artículos

4.4.6. AUTORIZACIÓN EXCEPCIONAL POR RAZONES HUMANITARIAS.

Basándose en su carácter de excepcional nace este tipo de autorización de residencia la cual se basa en las razones humanitarias que deberán ser probadas por el solicitante y que deben estar fundamentadas en una de estas tres razones:

 

-         Ser víctima de delitos:

a)     Contra los derechos de los trabajadores.

b)    En los que haya concurrido la circunstancia agravante de  comisión por motivos racistas, antisemitas, o cualquier otra clase de discriminación referente a ideología, religión o creencias de la víctima, sexo, enfermedad o minusvalía que padezca, etnia, raza o nación a la que pertenezca.

c)     Por conductas ejercidas en el entorno familiar.

 

En cualquiera de los tres casos, la condición de víctima se deberá acreditar aportando la sentencia judicial que establezca dicha condición.

 

-         Sufrir una enfermedad sobrevenida, grave que requiera asistencia sanitaria especializada y que el hecho de ser interrumpida suponga un grave riesgo para su salud o su vida.

 

Esta circunstancia se deberá justificar aportando el correspondiente informe médico donde se recojan las características de la enfermedad.

 

-         Que el retorno al país de origen a efectos de solicitar el correspondiente visado implique un riesgo para su seguridad o la de su familia y se cumpla con el resto de requisitos para obtener una autorización de residencia o residencia y trabajo.

 

La autorización de residencia por razones humanitarias se deberá solicitar personalmente por el interesado en la Oficina de Extranjería de la provincia donde éste tenga fijada su residencia. Además de la documentación que hemos indicado y que probará una de las razones humanitarias el solicitante deberá aportar:

-         Pasaporte en vigor.

-         Certificado de antecedentes penales debidamente legalizado y traducido, según el caso.

-          Volante de empadronamiento. En este caso no será necesario acreditar ningún tiempo de permanencia en nuestro país.

El plazo para resolver la solicitud presentada será, como en todos los casos, de tres meses. Transcurrido dicho plazo ésta se entenderá desestimada pudiendo interponer cuantos recursos correspondan.

 

Una vez notificada la resolución de concesión, el solicitante en el plazo de un mes, deberá acudir a la Comisaría Nacional de Policía para la expedición de su Tarjeta de Identificación de Extranjero.

 

La autorización de residencia por razones humanitarias tendrá una duración anual y permitirá residir en nuestro país al titular de la misma. Efectivamente, tan solo permitirá residir, dado que en caso de querer trabajar, deberán solicitar la correspondiente autorización de trabajo. Ésta podrá tramitarse de  forma simultánea o posteriormente y le permitirá acceder al mercado laboral.