Artículos

4.4.4. AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA POR CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES POR COLABORACIÓN CONTRA REDES ORGANIZADAS.

Mediante la obtención de este tipo de autorización de residencia por circunstancias excepcionales se trata de dar un mínimo de protección al extranjero que ha sido víctima, perjudicado o testigo de un acto de tráfico ilícito de mano de obra, de seres humanos, inmigración ilegal, explotación laboral o  explotación sexual, abusando de su situación de necesidad y que se encuentra colaborando con las autoridades en relación con dichos delitos. 

El procedimiento para la obtención de dicha autorización se iniciará ante la correspondiente unidad policial de extranjería y dirigida a la Secretaría de Estado de Seguridad, a partir de la elaboración de un informe donde se acrediten las circunstancias que dan lugar a esta autorización de residencia o dirigido a la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración si la colaboración se produce con autoridades administrativas no policiales.

El informe favorable de la unidad policial comportará la concesión de la autorización provisional de la autorización de residencia e implicará que su titular pueda acceder al mercado laboral. La autorización de residencia provisional tendrá una duración anual o hasta que se dicte resolución sobre la autorización definitiva. La autorización de residencia definitiva tendrá una duración de cinco años y comportará que su titular no solo pueda vivir en nuestro país sino también trabajar tanto por cuenta ajena como propia sin necesidad de solicitar ningún tipo de autorización para trabajar.

Cabe la posibilidad que el extranjero solicite el retorno asistido a su país de procedencia. No obstante, todo ello dependerá de la disponibilidad presupuestaria y la voluntad de la Administración, pues estos términos no quedan suficientemente detallados en la normativa de extranjería, por lo que en este sentido, la Administración goza de un amplio margen de discrecionalidad.