Artículos

4.3. AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA Y TRABAJO CUENTA AJENA INICIAL.

Si bien es cierto que en los últimos años, la situación económica actual ha provocado que se pongan cada vez más trabas a este tipo de autorización, no podemos negar que hasta entonces esta era la opción más utilizada para llegar a España. Realmente, cuando alguien se plantea la posibilidad de abandonar su país, normalmente se debe  a causas económicas, intentando buscarse un futuro mejor, y por lo tanto, en la mayoría de las veces atraído por un contrato de trabajo.

Este precisamente es el factor que desencadena la solicitud de la autorización de residencia y trabajo inicial: la necesidad de mano de obra. Debido a esta circunstancia, para poder presentar la solicitud de autorización de residencia y trabajo inicial, será necesario la presentación de un contrato de trabajo suscrito entre empleador y trabajador.

El procedimiento para la obtención de este tipo de autorización de residencia se inicia a instancia del empleador en la Oficina de Extranjeros o en la Oficina de Trabajo para aquellas Comunidades Autónomas que tengan asumidas tal competencia. En este caso, el procedimiento se desdobla, dado que la Comunidad Autónoma resolverá la parte de trabajo, dejando a la Administración General del Estado la parte de residencia, emitiendo ambas conjuntamente una resolución única. La documentación exigida para tramitar dicha solicitud será la siguiente:

 

-         Fotocopia del pasaporte completo del trabajador. Actualmente y dado que este tipo de autorización tan solo se puede tramitar a favor de extranjeros que no se encuentran en España de forma irregular, la aportación de este documento será fundamental para comprobar dicha circunstancia. En contra de lo que muchos pueden pensar, no se penaliza al extranjero que ha estado de forma irregular en nuestro país, siempre y cuando en el momento de presentación de la solicitud se encuentra fuera de nuestras fronteras. Si el extranjero se encuentra en España como turista o provisto de cualquier tipo de autorización de estancia, si se podrá solicitar esta autorización.

-         Contrato de trabajo suscrito entre empleador y trabajador. Dicho contrato debe contener unos requisitos mínimos, tales como duración anual, jornada, salario establecido en el Convenio, y debe contener una cláusula donde se especifique que la entrada en vigor del mismo estará condicionada a la obtención de la autorización de residencia y trabajo. 

- Medios económicos del empleador: Como ya hicimos en la autorización para trabajar como estudiante, deberemos diferenciar si el empleador es una empresa, un autónomo o particular (servicio doméstico).

 

* Empresa:

 

-         DNI representante legal de la empresa

-         CIF empresa

-         Escritura de poderes donde conste quién es el facultado para firmar contratos de trabajo, debidamente inscrito en el Registro Mercantil, de Fundaciones, etc. dependiendo de la naturaleza de la empresa.

 

* Persona física (autónomo):

 

-         DNI

-         Documentación acreditativa de disponer de medios económicos, materiales y personales para llevar a cabo su actividad laboral. A estos efectos, se deberá aportar alta del autónomo en la Seguridad Social, alta en Hacienda, TC2 para acreditar el número de trabajadores que dispone, etc.

-         Documentación acreditativa de disponer de medios económicos para satisfacer sus necesidades y la de los familiares que convivan con él, tomando como referencia, una vez más, el IPREM, establecido para el 2014 en 532.51 €/mensual si el empleador vive solo y del 200 % IPREM si son dos familiares (1065.02€/mensual), y añadimos el 50 % más a partir del tercer familiar (1331.27 €/mensual).  En este caso deberemos aportar declaración de la renta del último ejercicio fiscal así como volante de convivencia del empleador.

 

* Servicio doméstico:

 

-         DNI

-         Declaración de la renta del último ejercicio fiscal (se deberán cumplir las mismas condiciones que antes hemos descrito)

-         Volante de convivencia

Independientemente del tipo de empleador o actividad laboral que se vaya a realizar, la Administración comprobará de oficio que este se encuentre al corriente de sus obligaciones fiscales y que no existan deudas en materia de Seguridad Social.

-         Abono de tasas: En el momento de presentación de la solicitud de autorización de residencia y trabajo se deberá abonar la correspondiente tasa de trabajo, y posteriormente, la Administración, una vez provea al extranjero con Número de Identificación de Extranjero, requerirá la tasa de residencia inicial. Este NIE, no significa que el extranjero ya se encuentre en situación legal en España, ni siquiera significa que el expediente vaya a ser concedido, tan solo se provee del mismo para poder generar el pago de la citada tasa.

Este procedimiento se encuentra limitado desde hace unos años a CONDICIONADO POR la Situación Nacional de Empleo. Esto significa que no se podrá formalizar contrato de trabajo de cualquier actividad, sino tan solo de aquellas que no quedan cubiertas por españoles o extranjeros que residen legalmente en nuestro país. Sin embargo, existen unas preferencias (EXCEPCIONES) establecidas en la Ley, bajo las cuales se puede presentar este tipo de solicitud (ver apéndice II, art. 40 LOEX), siempre y cuando se acrediten debidamente.

Igualmente la Administración comprobará de oficio la inexistencia de antecedentes penales. El plazo para resolver dicha solicitud será de tres meses; si en dicho plazo no se ha emitido resolución alguna, ésta se entenderá desestimada por silencio administrativo, pudiendo interponer los correspondientes recursos.

 

Si la resolución es favorable, esta deberá ser firmada por el empleador y enviada al extranjero que deberá solicitar el visado de residencia y trabajo en el plazo máximo de un mes desde la recepción de la resolución. Si el visado es concedido, el mismo habilitará al extranjero a entrar en España y una vez en nuestro país, deberá formalizar dicho contrato de trabajo, afiliando al mismo a la Seguridad Social en el plazo máximo de tres meses desde su llegada a España.

La expediciónde la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE) se deberá realizar personalmente en la correspondiente Comisaría Nacional de Policía en el plazo máximo de un mes desde la afiliación y alta a la Seguridad Social por parte  del empleador, y  tendrá una duración anual. 

4.3.1. LA RENOVACIÓN DE LA RESIDENCIA DE LA AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA Y TRABAJO CUENTA AJENA.