Artículos

2.3.- ESTANCIA Y RESIDENCIA.

Como norma general y de forma muy simplificada podemos decir que se considera estancia aquella situación en la que puede permanecer un extranjero en nuestro país por un período inferior a noventa días prorrogables por otros noventa más en un plazo de un año.  Como norma general este régimen no autoriza a trabajar ni residir de forma legal en nuestro país. Se consideran visados de estancia los siguientes:

-         Turismo.

-         Cortesía.

-         Búsqueda de empleo

-         Estudios.

A pesar de haber agrupado todos estos visados dentro del epígrafe de visados de estancia, la finalidad y por lo tanto la permanencia en España de su titular varía considerablemente y las consecuencias de obtener uno u otro también. Podemos señalar que en los tres primeros la finalidad del titular del mismo es permanecer un espacio de tiempo breve en nuestro país, mientras que el visado por estudios puede ser de corta o de larga duración.

Aunque el visado de estudios y el régimen de los estudiantes merecen un capítulo especial por su complejidad, podemos considerar la misma como una estancia “cualificada” dado que permite prorrogar la misma siempre y cuando se cumplan determinadas circunstancias e incluso modificar la situación de estudios a una autorización de residencia y trabajo. Ahora bien, el tiempo de permanencia en España como estudiante no computará a efectos de residencia para adquirir la nacionalidad española.

Los visados de residencia los podemos resumir en:

-         Visado de residencia por reagrupación familiar

-         Visado de residencia no lucrativa

-         Visado de residencia con actividad exceptuada de autorización de trabajo

-         Visado de residencia por asilo

-         Visado de residencia y trabajo

-         Visado de residencia temporal por investigación

-         Visado de residencia y trabajo de profesionales altamente cualificados

-         Visado de residencia y trabajo de duración determinada

-         Visado de residencia y trabajo en el marco de prestaciones transnacionales de servicios

A pesar de que la finalidad de cada uno de ellos varía, todos ellos parten de una premisa común: el solicitante de dicho visado pretende fijar su residencia en España. La obtención del visado será el paso previo para la expedición de la Tarjeta de Identidad de Extranjero que permitirá residir en España, prorrogando dicha autorización hasta la obtención de la autorización de residencia de larga duración e incluso la obtención de la tan ansiada nacionalidad española.  

 

3.1. ESTANCIA DE CORTA DURACIÓN Y PRÓRROGA DE LA MISMA.