Artículos

2.2.- VISADOS DE LARGA DURACION.

Dentro de la categoría de visados de larga duración, encuadraríamos aquellos que nos permiten vivir, vivir y trabajar, estudiar o investigar en España. Todo aquel extranjero cuyo objetivo sea uno de los enumerados anteriormente deberá solicitar este tipo de visado, excepto si se trata de ciudadanos de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza, los cuales se rigen por unas normas especiales que analizaremos en profundidad a lo largo de esta guía.

Los principales tipos de visado de larga duración son los siguientes:

-         Visados de residencia

-         Visados de residencia y trabajo

-         Visados de estancia por estudios, movilidad de alumnos, prácticas no laborales o servicios de voluntariado.

Independientemente de los requisitos particulares de cada uno de ellos, la solicitud de visado de larga duración deberá presentarse en el Consulado de España donde sea nacional el solicitante o donde éste tenga fijada su residencia legal y lo deberá hacer de forma personal o en caso de menores, mediante su representante legal. El plazo máximo para resolver la misma será de un mes desde la fecha de presentación, excepto en el caso de solicitar un visado de residencia no lucrativa, donde el plazo se amplía hasta tres.

En caso de expedición dicho visado, éste se deberá recoger en el plazo de un mes desde la notificación de la concesión y permitirá la entrada a su titular en el territorio español. Posteriormente, deberá solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE) en la Comisaría de Policía Nacional correspondiente en función de dónde tenga fijado su domicilio.

En caso de denegación del mismo, se podrá interponer recurso contra la resolución denegatoria. El plazo para interponer el mismo varía en función de ante quién se interponga: será de un mes si se presenta ante el propio Consulado (recurso de reposición) o de dos meses, si decidimos interponer recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En este último caso, deberemos abonar las correspondientes tasas judiciales y se deberá presentar asistido de abogado y procurador que nos represente ante dichos Tribunales.

 

 2.3.- ESTANCIA Y RESIDENCIA.