Artículos

AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA DE LARGA DURACIÓN

Uno de los objetivos de la mayoría de los extranjeros que se encuentran en nuestro país es obtener la autorización de residencia de larga duración. Ésta permite residir y trabajar en España en igualdad de condiciones que los españoles. La forma más común de acceder a este tipo de autorización es la de residir legal y de forma continuada en nuestro país durante cinco años, sin que se tengan en cuenta las ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, sin que estos sobrepasen los diez meses dentro de los cinco años. Cabe señalar que si las ausencias se deben a motivos laborales, el plazo se amplía a un año en los últimos cinco. Igualmente cabe señalar que existen otros supuestos para acceder a dicho estatus:

1.- Haber residido cinco años continuados en la Unión Europea como titular de la Tarjeta Azul UE (blue card), siempre que los dos años inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud haya residido en territorio español. En este caso, se permitirán ausencias de hasta doce meses continuados dentro de la Unión Europea, sin que estas puedan superar un total de dieciocho meses dentro de los cinco años requeridos.

2.- Ser residente beneficiario de una pensión de jubilación contributiva.

3.- Ser residente beneficiario de una pensión de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez contributiva.

4.- Disponer de autorización de residencia temporal, haber nacido en España y al llegar a la mayoría de edad, haya residido de forma legal y continuada durante los últimos tres años.

5.- Haber sido español de origen y haber perdido la nacionalidad española.

6.- Disponer de autorización de residencia temporal y al llegar a la mayoría de edad, haya estado tutelado por una entidad pública española durante los últimos cinco años.

7.- Ser apátrida o refugiado y ser beneficiario de una protección subsidiaria.

8.- Haber contribuido al progreso económico, científico o cultural de España o a la proyección de España en el exterior. En estos casos, el competente para resolver será el Ministerio de Empleo  y Seguridad Social previo informe del Ministerio del Interior.

Dada la dificultad de que se den los supuestos antes nombrados, nos centraremos en el supuesto más común de acceso a la autorización de residencia de larga duración.

El plazo para presentar la solicitud, será de 60 días antes del vencimiento de la autorización de residencia temporal o hasta 90 días después, y lo podrá hacer el extranjero personalmente o mediante una representación simple. La solicitud se podrá presentar en la Oficina de Extranjería o mediante cualquier registro público dirigida a ésta.

La documentación que se deberá aportar será:

- Pasaporte

- Tarjeta de Identidad de Extranjero

- Volante de empadronamiento en caso de cambio de domicilio

- Certificado de escolarización en caso de tener menores a su cargo en edad de escolarización obligatoria (6-16 años).

 

EXPERIENCIA PRÁCTICA: A pesar de lo que muchos creen para acceder a la autorización de residencia de larga duración no es necesario la aportación de medios económicos. En estos casos se examina que el extranjero haya residido de forma legal y continuada durante los últimos cinco años.  Existen supuestos en los que la Administración exige los mismos si se trata de una modificación o cuando se accede a dicha autorización siendo reagrupado siempre y cuando el reagrupante ya dispone de autorización de residencia larga duración. Estos supuestos y otros los analizaremos más adelante al examinar las modificaciones.

 

El plazo que dispone la Administración para resolver será de tres meses desde la fecha de presentación, entendiendo que si en dicho plazo no se ha resuelto la misma se entenderá resuelta de forma favorable por silencio administrativo. Este silencio se entenderá de forma negativa en el supuesto 8, es decir, de la contribución de forma notoria al progreso económico, etc. de España.

Cabe señalar que como en el resto de casos, la Administración solicitará de oficio el correspondiente certificado de antecedentes penales en España, así como aquellos que estime pertinentes para la tramitación y resolución del procedimiento, en los supuestos en que se accede por otra vía diferente a la de la residencia durante los últimos cinco años. En caso de disponer de  antecedentes penales o policiales, la Administración procederá a denegar la misma, pudiendo solicitar de forma extraordinaria una autorización de residencia temporal. 

 

EXPERIENCIA PRÁCTICA: En caso de existencia de antecedentes penales y excepto en los casos donde existe suspensión de la condena, indulto o cumplimiento íntegro de la misma, la Administración procede a denegar la autorización de residencia larga duración. De forma extraordinaria y en la misma resolución denegatoria donde se indican los posibles recursos que cabe interponer, se indica la posibilidad de solicitar una autorización de residencia temporal, siempre y cuando se cumplan los requisitos para ello. Es decir, el solicitante volvería a tener una autorización de residencia temporal por dos años.

 

En el plazo de un mes desde la notificación de la concesión, el extranjero se deberá personar en la Comisaría de Policía Nacional a los efectos de expedición de la Tarjeta de Identidad de Extranjeros.

La autorización concedida tendrá una validez permanente (este tipo de autorización antes era denominada residencia permanente), y únicamente  se deberá renovar la Tarjeta de Identidad de Extranjero cada cinco años directamente en la Comisaría Nacional de Policía.

 

EXPERIENCIA PRÁCTICA: Cabe señalar que a pesar de no renovar la autorización de residencia de larga duración en el plazo previsto, es decir, habiendo transcurrido el plazo de 90 días posteriores a la caducidad de la Tarjeta, la Administración deberá renovar la misma, con independencia de la posible sanción que se pudiera imponer. La legislación actual aclara que la no presentación de la solicitud de la renovación de la Tarjeta de Identidad de Extranjero  no supondrá en ningún caso la extinción de la autorización de residencia de larga duración.