VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO

VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO

El Ayuntamiento de Barcelona ha aumentado los controles a los pisos de alquiler vacacional y las primeras advertencias de multa están llegando. La única solución es contar con la licencia municipal, pero con uso turístico.

Barcelona ha sido la primera ciudad española en tratar de regularizar este fenómeno ante el descontento de vecinos y otros operadores. Legalizar estos apartamentos vacacionales supone trámites complejos para poder obtener la licencia.

La vivienda debe alquilarse entera y cumplir con varios requisitos como, por ejemplo, disponer de la cédula de habitabilidad, ser ocupada como máximo por el número de plazas establecido, estar amueblada y dotada con todo lo necesario para su ocupación inmediata.

El primer trámite es obtener el informe previo para implantar la actividad de alquiler turístico.

Para conseguir la licencia y poder alquilar la casa es necesario que todo el bloque de viviendas en el que se integre cuente con la catalogación de uso turístico. Además, “la comunidad de propietarios tiene que admitir de forma expresa que en su inmueble hay un piso turístico”.

A pesar de los numerosos trámites que hay que pasar para contar con la licencia municipal se trata de la única vía para legalizar la vivienda. Además, si un propietario ya ha sido multado y es sorprendido de nuevo alquilando un inmueble sin licencia, la multa puede llegar a los 600.000 euros.

Infórmate con uno de nuestros abogados.

Marta Segura

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies